Los Sí y los No en la mesa

Bastante se ha hablado de cómo la etiqueta se ha ido modificando a través de los tiempos, de acuerdo a nuestra evolución social y personal. Existen muchas normas que hoy se mantienen mientras otras han perdido vigencia.

SI Saludar siempre. Una breve inclinación de cabeza funciona cuando se llega retrasado o cuando hay mucha gente alrededor.

SI Ubicar la servilleta de tela en el regazo. Colocarla en el pecho solo está permitido para los niños y personas de edad avanzada.

SI Cuando se siente a la mesa no olvide levantar un poco la silla al correrla para evitar hacer ruido.

NO hay necesidad de chocar las copas para brindar, un sencillo gesto de levantar la copa mirando a los demás y moviéndola hacia adelante funciona. La expresión “que suene el baccarat” está de salida.

SI Comer todo lo que está en el plato dejándolo limpio. Recordemos que estamos en épocas de “cero desperdicio” y lo que usted no coma irá a la basura.

NO Evite dejar el brazo contrario al que está usando debajo de la mesa, la idea es ubicar los antebrazos dejándolos descansar suavemente sobre la mesa.

SI Recuerde que “cubierto que sale de la mesa no regresa a ella”. Así pues, los mangos de los cubiertos deben ubicarse de manera que no descansen en la mesa.

NO Ubicar más de seis cubiertos en la mesa. Si se necesitan más, se hará el requerimiento a medida que se van sirviendo los siguientes platos. Recuerde que dos tipos de piezas iguales no deben tener el mismo tamaño entre sí.

SI Al levantarse de la mesa para volver a ocuparla, se debe ubicar la servilleta de tela sobre la silla para indicar que usted regresará. Únicamente se ubica sin doblarla sobre la mesa a la derecha cuando se termina.

NO Por más que nos guste la comida o quedemos con hambre se debe evitar pedir repetición, sobre todo si estamos en una reunión formal. Si es un evento familiar esta norma no aplica.

SI Está bien visto dar a probar la comida a otro ocupante de la mesa. Para esto se debe pedir un plato auxiliar donde pondremos el bocado antes de pasarlo.

NO se le ocurra olvidar las normas básicas en la mesa que le enseñaron sus padres: no hablar de política o religión, no hablar con la boca llena, no ponga los codos sobre la mesa, no mastique con la boca abierta, ni haga ruidos inapropiados.

SI La cuchara va a la boca y no al contrario, limpie la comisura de los labios con la servilleta antes de tomar una bebida. No tenga un bocado solido en la boca cuando beba algo.

SI Y bueno, mi regla de oro: disfrute, agradezca y si no sabe cómo comportarse en un momento dado, lo mejor es mirar a los demás e imitarlos.

 

Adriana Uribe

Consultora internacional certificada en protocolo, imagen y etiqueta social y empresarial International Etiquette Center (USA)

Twitter: @AdrianaUribePyE

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Noticias Relacionadas