La Vuelta al mundo en un paladar: El viajero

La cultura es un tesoro y César Ferreira parece tener el más grande de todos, a sus 26 años ha recorrido  193 países de 194 existentes. Viajando a lugares como Turquía, Emiratos Árabes, Jordania, Tanzania, Vietnam, Laos, Camboya, Birmania, Israel, Taiwan, Filipinas, entre otros.  En algunos (12) aprovechó la oportunidad de extender su estadía como en Italia, Malta, China, México, Argentina y Vietnam.  Un sueño que nació desde que era niño, su estilo de vida familiar le permitió viajar desde temprana edad. 

La travesía comenzó a los 12 años  cuando salió de casa a vivir en EEUU.  Esto acompañado de la promesa de sus padres de “conocer todo el mundo y poder levantarse a hacer lo que amaba” lo motivó a hacerlo realidad. 

Más que ser un conocedor de mundo, se ha dedicado a dejar una porción de la cultura colombiana a donde vaya. Cada viaje es distinto al anterior, pero todos se caracterizan por estar cargados de emociones y retos.

“Desde estar deportado, caminar por el desierto, estar secuestrado en África, en Asia me intoxiqué con una bacteria que adquirí;  también me picó una culebra. También he podido hacer muchos retos, lanzarme de un avión, nadar con tiburones y muchas cosas más. Para viajar se necesitan ganas, el dinero no lo es todo”

Además el estilo de vida que acarrea ser un viajero, es tan difícil como emocionante, un contraste que hace de este el mejor reto.  El cambio de horarios, la soledad y la distancia a los seres queridos. César continúa haciéndolo porque “Viajar es vivir, el conocimiento de los viajes es ilimitado”. 

El aprendizaje que conlleva ir de una cultura a otra, es prometedor. Al punto en que el protagonista de esta serie de historias afirma que “Si todas las personas viajarán y conocieran, las guerras acabarían”. Porque la guerra se alimenta de las diferencias y al viajar se aprende a aceptarlas y apreciarlas.

Ya se imaginaran todo lo que tiene por contarnos este paladar. En el siguiente capítulo conoceremos un lugar mágico, cargado de folclor y sabor Europeo. 

Por Jorge Carreño Tami

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Noticias Relacionadas