Guía para una perfecta imagen en la mesa

En esta oportunidad quiero enfatizar sobre algunos errores que debemos evitar para estar siempre “a la altura”.

  • Para sentarnos debemos mover la silla sin arrastrarla.
  • Tan pronto nos sentamos a la mesa, desdoblamos la servilleta que estará a la izquierda, sin aspavientos y la pondremos en el regazo para limpiarnos las comisuras de los labios. Al finalizar dejaremos la servilleta a la derecha de manera casual sin doblarla.
  • Nunca se limpian los cubiertos con la servilleta. Si están sucios pediremos amablemente su cambio.
  • Solamente empezamos a comer cuando todos los platos estén servidos, cuando el anfitrión de la mesa lo haga o cuando éste nos lo indique.
  • Evitemos todo tipo de ruido innecesario al comer o manipular los cubiertos.
  • Sirvámonos con moderación. Si nos gusta mucho la comida, podemos dejar el plato vacío sin que esto se vea mal.
  • Cerremos la boca al masticar. No hablemos con la boca llena, ni la tapemos para hablar mientras comemos, “una cosa a la vez”.
  • Antes de introducir otro bocado nos aseguramos de haber pasado el anterior. Nunca bebamos mientras tengamos comida en la boca, es de muy mal gusto.
  • La limpieza de los dientes es algo muy personal, por lo tanto el uso de la seda dental o los palillos, dejémoslo para el baño y mejor, lejos de la vista de otros.
  • El plato de pan estará a la izquierda. El pan se come por trozos, inclusive si queremos poner un poco de mantequilla se pondrá solo al bocado que introduciremos a la boca.
  • Los codos van por fuera de la mesa y los antebrazos arriba de ella.
  • Si estamos en una fiesta donde se sirve cena, evitemos pedir que no nos sirvan, ya que será descortés. Trataremos de comer, así sea un bocado.
  • Si llamamos al mesero evitemos las palmadas o los gritos.

Por:  Adriana Uribe

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Noticias Relacionadas