Barras con personalidad

El bar es un espacio que gana cada vez más adeptos. No sólo se asocia con alcoholes de alta graduación propios de la noche, también está ligado a los aperitivos, digestivos y bebidas refrescantes que sirven los establecimientos. Destaca de ellos la creación de recetas con materias primas únicas a base de frutas, hierbas, semillas, maderas aromáticas y demás productos genuinos que entre jarabes, siropes y mezcladores producen ingredientes únicos.

Berlusconi: Battuto

Un referente de la buena vida y el buen licor que consumía el magnate de medios de comunicación Silvio Berlusconi. Su distribución se fundamenta en el equilibrio con un frente absolutamente llamativo. Quisieron crear un bar en donde la estrella fueran los cócteles y lo lograron, con sabores amargos y muy aromáticos, propio de bebidas reconocidas como los vermuts, las ginebras y limoncello (Hecho en casa de manera artesanal).
Berlusconi es el resultado de propuestas innovadoras de alto nivel. En sus recetas de autor se destacan, el Rosatto spritzer, la Fizzy gin limonatta, el Rosso mojito y el limoncello, elaboradas con insumos italianos y adaptadas al gusto latino.

Bartender: Libardo López
El recomendado: Ananá Zapac, preparado con miel de piña y especias, maracuyá, ron Zapacá 23, decorado con piña deshidratada y caramelo de pistacho.

Make It Public

Un recorrido obligado por esta barra renovadora va desde un Very Berry (Cóctel de bayas y frutos rojos) pasando por los clásicos Negroni y Old Fashion, hasta un Martini hecho con productos de la región, como el vino artesanal de Zapatoca. Imposible no hacer referencia a la especialidad de la casa: Los Gin Tonic, que gracias a la amplia colección de ginebras pueden ofrecer interesantes variaciones con hierbas y frutas que aromatizan y potencializan el sabor de cada una de ellas.

Bartender: Andrés Quiñonez

El recomendado: Cóctel Reina Isabel, inspirado en el clásico Coronation Cocktail creado por Harry McElhone en honor a la coronación de la Reina Isabel en 1953. Contiene Ginebra, licor de saúco, Vermouth extra dry y bitters aromatizantes de Cardamomo.

300 Métres: Pepe le Pu

Dada su majestuosidad y en honor al nombre que tuvo la Torre Eiffel (Tour 300 métres), la barra de este restaurante ofrece magia y misticismo, en el que predomina el uso de siropes y preparaciones caseras, además de técnicas como coctelería al vacío, clarificados y ahumados.

Su carta cuenta con cocteles de autor inspirados en preparaciones de la Belle Époque, en la que resaltan French 75: una combinación de Ginebra Beefeater con syrup de limón y espumante. También Le kir Royale: Mezcla de vino blanco francés (Gran Reserva) con la Créme de Cassis y jugo de limón.

Bartender: José Alejando Gómez

El recomendado: Ahumado de canela y café al vaso, cuya base es el Ron Premium colombiano La Hechicera. Como base sólida se agrega hielo modelado manualmente, y un twist de naranja y ralladura de café tostado de nuestras tierras.

Bacca Lounge

Más allá de los clásicos y modernos, esta barra es una apuesta por la coctelería artesanal con el uso de bitters, infusiones y maceraciones que buscan dar una experiencia diferente, apoyado en el empleo de ingredientes locales donde destacan los sabores de la Región; como el Tom Collins, que aquí se prepara a base de Ginebra Beefeater con cardamomo.
En los próximos meses la carta sorprenderá con recetas de Mixología molecular, con la aplicación de técnicas de esterificación, carbonatación, y nitrogenado.

Bartender: Christian Corredor

El recomendado: Gin Tonic de frutos rojos, automatizado con flor de Jamaica.

Rusmhore Bar: La barra de Dakota

En honor a Dakota del sur, uno de los 50 territorios que conforman los Estados unidos, la cocteleria de autor es la carta de presentación del lugar. Dakota sube la apuesta ante sus iguales y crea sus propios ingredientes con base en la investigación y pruebas de ´laboratorio´ o backstage, logrando como resultado, materias primas únicas. Sin duda, un lugar ideal para experimentar los sabores del mundo de calidad premium.
En sus cocteles podemos destacar el Native Rum: infusión de ron con piña deshidratada al horno y caramelizada, bitters de café y clavo y gotas de limón y el Moose Gin, mezcla de Ginebra con hielo de menta y humo.

Bartender: Antoni Gómez

El recomendado: “El Rudo”, por su presentación, sus aromas, sus texturas y la capacidad de ser dinámico para muchos paladares. Es una maceración de siete días de Blended scotch con canela, ruda, sour de naranja y limón y espuma de cerveza.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Noticias Relacionadas